Sant Antoni de Portmany (Ibiza)

Nos vamos de viaje a las islas Baleares, concretamente a la isla de Ibiza, donde nos espera la "capital del chill out" que no es otra que la bahía de Sant Antoni de Portmany, un amplio puerto natural ya utilizado desde la antiguedad que se ha hecho muy popular, gracias a sus puestas de sol y sus locales-terraza, como el famoso Café del Mar, donde se disfruta del atardecer escuchado música chill out.




A orillas de la playa de Sant Antoni, situado en una rotonda e inaugurado en el año 1992, se encuentra el Monumento al Huevo de Colón. Una escultura en forma de huevo con 6 metros de altura, en cuyo interior descubrimos una réplica de la carabela Santa María realizada en hierro.

La zona cercana al puerto se encuentra plagada de numerosas terrazas, restaurantes y discotecas. Siguiendo el paseo marítimo, desde donde se tiene una gran vista de la bahía, llegamos hasta la Punta des Molí, uno de los lugares más simbólicos del municipio. Localizado al sur de la Bahía, encontramos varios edificios de gran valor histórico, donde destaca el Molino de Sa Punta, uno de los pocos molinos que se conservan, convertido en la actualidad en lugar de exposiciones.


La primera iglesia de Sant Antoni fue levantada en el siglo XIV y ampliada en los siglos XVI y XVII.
Es uno de los templos de arquitectura ibicenca más antiguo de la isla. Conserva una torre de planta poligonal adosada, lo que indica su doble función como templo y refugio. Destacan su amplio patio delantero y una elegante espadaña. Su interior de una sola nave de cinco tramos está cubierto con bóveda de cañón.

Si nos gusta el arte rupestre, nos podemos acercar a visitar la Cueva de Ses Fontanelles, conocida también como Cueva des Vi, se encuentra en una zona escarpada en los alrededores del Cabo Nunó. En 1917 se descubrió en su interior una gran cantidad de pinturas rupestres, únicas en las islas Baleares.


Si preferimos disfrutar de la tranquilidad de los paisajes costeros, al norte, a 5 kilómetros de Cap Negret llegamos a Punta Galera, es una zona rocosa con muchas plataformas y agua muy limpia, se llega caminando un trecho que no tiene muchas dificultades. A seis kilómetros más al norte por carretera, se llega a Cala Salada, una paradisíaca playa con forma de concha.




Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario