Ávila (Castilla y León)

De día, con sus calles sabor medieval, o de noche, perfectamente iluminada, Ávila es uno de los conjuntos recogidos como Patrimonio de la Humanidad con más personalidad y encanto, y con una de la más oferta gastronómica y hostelera del país.


Su muralla es el simbolo de la ciudad, con sus 2,5 kms de perimetro, sus cubos, sus almenas o sus grandes puertas defensivas, como las del Alcazar y San Vicente del siglo XI permiten unas vistas magníficas. Construida en su mayor parte sobre sillares romanos, es evidente la utilización de piedras funerarias romanas e incluso de verracos celtas. Nueve puertas y cuatro postigos (actualmente cerrados) abrían la barrera defensiva de la muralla al exterior.


Su catedral gótica está unida a la muralla por su espectacular cimorro defensivo. El retablo de Berruguete, el sepulcro de El Tostado y la piedra "sangrante" de La Colilla son sus mas valiosos terosos. Además cuenta con dos conventos y dos monasterios, el convento de Santa Teresa de Ávila, construído sobre su casa natal y el convento de San José, dónde las carmelitas descalzas viven hoy con la misma austeridad de hace siglos.

En el monasterio de la Encarnación pasó 30 años de su vida Santa Teresa y podemos visitar un museo que conserva muchos recuerdos personales. El Real monasterio de Santo Tomás fue palacio de verano de los Reyes Católicos, fue base de operaciones del inquisidor Torquemada y fue tambien universidad por la que pasaron estudiantes tan ilustres como Jovellanos.


Alrededor del mercado Grande, se despliega un ámplio número de bares y restaurantes dónde podremos beber con las más abundantes tapas o comer el magnífico chuletón de Ávila a muy buen precio.




Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario