Monasterio de Piedra, Nuévalos (Zaragoza)

A dos kilometros de Nuévalos, en medio de un territorio estepario, se alza este oasis, es el Monasterio de Piedra, una ensoñación de cascadas de agua y verdes lagos en torno a un cenobio fundado en el siglo XIII por monjes del convento catalán de Poblet.


El rio Piedra, que nace cerca de Molina de Aragón, no pasa de ser una rambla seca durante la mayor parte del año. El milagro se produce gracias al gran aporte de agua subterráneas que recibe en Nuévalos.



Cascadas, lagos, sendas en un recorrido señalizado de dos horas y media, el parque ofrece un derroche de vegetación y agua que con el paso de los años a socavado la piedra caliza para crear hermosas grutas como las de Iris, del Artista y de la Pantera.

La belleza del paisaje atrajo a los monjes, que ayudados por Alfonso II de Aragón y Pedro II el católico, finalizaron en 1218 la enorme abadía. Del cenobio original queda la torre de entrada, el claustro, la cocina, el refectorio, la sala capitular y parte de la iglesia, abandonado tras la desamortización.

En los antiguos almacenes monacales se encuentra el museo del vino de la denominación de origen de Calatayud. En sus tres salas se repasa la historia del vino a través del proceso de elaboración tradicional, los aperos de labranza, las variedades de uva y las fresqueras que se conservan.




Ver mapa más grande

3 comentarios:

  1. Buen blog. Da gusto leer páginas de este tipo. Desde ahora tenéis un enlace desde mi blog:

    Asturias al día

    Saludos y a seguir así.

    ResponderEliminar
  2. Gracias tmc, me encanta Asturias, espero volver pronto y visitar la parte que limita con Galicia que aún no he visitado.

    ResponderEliminar
  3. Su origen se remonta al año 1194, cuando Alonso II, el Casto y su esposa doña Sancha donaron un antiguo castillo árabe a los monjes de Poblet para construir un monasterio y consolidar la fe cristiana en la zona

    ResponderEliminar