Coca (Segovia)

Pocas localidades de España, ni en el mundo siquiera, pueden presumir como lo hace Coca de ser cuna de un emperador de Roma. Tampoco de un castillo del tamaño y hermosura como el que se levanta en medio de un mar de pinares, en la confluencia de los ríos Eresma y Voltoya. La villa, además de por la sabia explotación de su riqueza forestal, destacó en el pasado por la visita de la poderosa familia de los Fonseca.

La Cauca habitada por vacceos fue duramente conquistada por Roma y pasó a convertirse en un enclave vital que contó con el privilegio de acuñar moneda. En el año 346 nació en ella quien llegaría a convertirse en emperador romano: Teodosio el Grande.



El castillo se levantó por iniciativa del arzobispo de Sevilla, Alonso de Fonseca, y en él los alarifes mudéjares pusieron en práctica todos sus conocimientos técnicos, además de un refinado gusto estético nada reñido con el poderío de una fortaleza prácticamente imbatible. Está realizado con ladrillo y argamasa.


Una fácil y didáctica senda botánica señalizada, permite conocer mejor una pequeña parte de la enorme masa boscosa que rodea la localidad segoviana. Para comenzar el paseo hay que caminar, desde la puerta del castillo, por la calle que se dirige al cementerio y girar por la del río Voltoya.




Ver mapa más grande

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog, me dá ideas y conocimientos sobre la gran belleza de nuestras tierras.
    A titulo informativo y con el solo ánimo de compartir información, te diré que de Italica (Sevilla)salieron no uno, si no dos emperadores de Roma, Trajano y Adriano, hay tanta cultura, tanta riqueza y tanto que contar y que ver en España que es imposible conocerlo todo.
    Un saludo y gracias por todos los
    rincones que nos descubres en tú página.

    ResponderEliminar