Cadaqués (Girona)

La población es conocida mundialmente por sus bellezas naturales y por la capacidad de convocatoria que tuvo a partir del siglo XX Salvador Dalí. En torno al artista de Figueres se creó una corte de creadores como Eluard, Margritte, Breton, Man Ray, Buñuel o Duchamp. El casco blanquísimo, su iglesia, marco de acontecimientos musicales, el puerto y las playas del entorno avalan su prestigio.


Las calles de Cadaqués sobresalen por su arte y buen gusto. Su caserío blanco y armónico, baja hasta el borde mismo del agua en una profunda bahía. Sobre él se levanta la iglesia de Santa Maria, imagen inseparable de la población, en su interior alberga una obra maestra del barroco catalán. Se trata del retablo principal, un conjunto de esculturas, columnas salomónicas y molduras dorado y policromado. Lo inició Pau Costa y lo terminó Juan Torras.


La intensa vida artística y cultural de la población se manifiesta en el Museu de Cadaqués, con actividades musicales, literarias y de artes plásticas. En él se realizan habitualmente exposiciones de pintura, fotografía, grabado, etc, muchas de ellas vinculadas a la vida de Dalí.

De obligada visita es el parque natural Cap de Creus, los Pirineos caen sobre el mar de forma abrupta, de imagen aspera y azotado por los vientos, está dotado de una sobrecogedora belleza que atrajo a artistas y compositores, las carreteras que avanzan sobre el cabo son sinuosas y bordean precipicios, en lo alto, el faro preside un paisaje de aspecto lunar, es un lugar ideal para los amantes de las grandes panorámicas, y se puede descender hasta la punta caminando y con las debidas precauciones.


Una excelente manera de disfrutar de la salvaje belleza del Cap de Creus es bordeandolo en barco. Desde el mar se ponen de relieve los feroces acántilados, los entrantes y la imagen del faro vigilante. Los fondos marinos que rodean al cabo ofrecen zonas de inmersión en aguas cristalinas con una intensa vida.




Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario